Cómo iluminar con calidez el salón de la vivienda

Publicado en por guadalupe.querol

luminaria-vivienda.jpgLa iluminación dentro de los espacios es capaz de generar diferentes sensaciones en las personas.

Para el salón de la vivienda, la iluminación debe ayudar a crear un ambiente de paz, de sosiego. Ello hará que el salón se transforme realmente en un lugar de descanso y relax para los habitantes de la vivienda.

 

Distintos tipos de iluminación

En el salón se debe contar en primer lugar con una iluminación general. Ésta debe ser potente pero a la vez difuminada, suave. Los focos empotrados o sueltos son una buena solución para conseguir esto. Pero no se debe abusar de ellos porque se puede llegar a tener un espacio frío.

Cuando el salón de la vivienda es pequeño, una buena posibilidad es la de iluminar por medio de apliques de pared que dan una luz cálida. Cuando éstos están dirigidos al techo, se da una sensación de mayor amplitud en el espacio.

En los rincones un buen consejo es el de colocar lámparas de pie que evitan las zonas de sombras y crean rincones con atmósferas interesantes. También se gana en profundidad en el ambiente de este modo.

 

Colocación de luces ambientales

Además de la iluminación general, una luz ambiental bien diseñada te permitirá resaltar elementos, a la vez que contrastar diferentes espacios dentro del salón. Una buena iluminación ambiental contribuye también al espacio relajante y tranquilo.

Los elementos ideales para conseguir estos resultados son las lámparas de sobremesa. Son elementos que además de contribuir en el diseño interior y decoración del ambiente, permiten dar mayor profundidad al espacio.

Colocar lámparas en mesas auxiliares a ambos lados del sofá, con una intensidad media baja, asegura una atmósfera serena en el espacio. En la actualidad se emplean mucho las lámparas que permiten regular la intensidad de luz así se coloca un tipo de iluminación según las necesidades del momento.

Cerca de la zona del televisor, un poco por detrás, es interesante colocar una lámpara de luz muy tenue. Esto ayuda a evitar los reflejos molestos.

En las lámparas que se utilicen para iluminar el salón de la vivienda, son muy importantes las pantallas que se colocan. Las mejores son las opacas y las texturizadas. Los materiales más empleados son las fibras naturales y las sedas. Tampoco hay que dejar de lado la clásica pantalla de tela plisada que da una luz muy cálida.

Los colores crudos, crema o marfil son los más utilizados para estos elementos.

 

Una correcta iluminación puntual

Todo lo visto anteriormente hace referencia a luces en la búsqueda de sensaciones agradables en la estadía en el salón. Sin embargo hay actividades en las que es necesaria una iluminación diferente. Es cuando la iluminación pasa a ser una necesidad práctica.

Si dentro del salón existe un rincón de lectura, o hay una obra de arte que se quiere destacar, lo que hace falta es una luz puntual.

Para la lectura, los mejor es utilizar lámparas de pie. La potencia no debe ser menor a 100w. La lámpara debe estar ubicada por detrás de quien lee, para evitar los deslumbramientos.

Para la iluminación de una biblioteca se pueden colocar luces halógenas en las baldas de 10 o 20 w.

Para la iluminación de cuadros se pueden colocar apliques especiales de menos de 50 w porque la pintura es vulnerable a la luz.

Etiquetado en Decoración y diseño

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

fotos geniales 01/10/2015 21:40

Interesantes consejos aunque con tantas luces encendidas habría que predisponerse mensualmente en un extra en la cuenta de electricidad.
En mi sitio tengo una entrada con fotos de interiores de mansiones que usan la iluminación de forma esplendida