Guía práctica de instalación de una calefacción centralizada

Publicado en por Guadalupe Querol

Existen diferentes sistemas de calefacción centralizada, dando todas muy buen resultado a la hora de calentar la vivienda en los meses más fríos del año. El sistema más conocido es por medio de radiadores, aunque cada vez se utiliza más el de suelo radiante. Una tercera opción es la del aire acondicionado central, que tiene la ventaja de dar frío y calor.

Calefacción centralizada con suelo radiante

El sistema de suelo radiante

Este sistema es aconsejable colocar cuando se está haciendo una casa nueva. El sistema consiste en unas cañerías que se instalan debajo del piso, por las que circula agua que previamente fue calentada en una caldera central. El calor que irradian las cañerías asciende calentando los ambientes. Es el sistema perfecto, ya que la zona en la que habitan las personas está siempre a buena temperatura, permitiéndose incluso ir descalzo sin pasar frío.

Prever la ubicación de la caldera

Hay que tener en cuenta varios aspectos sobre la instalación de la caldera. El primer aspecto a definir es el tipo de caldera que se utilizará. Si se usa caldera alimentada a gasoil, hay que prever que el acceso desde el exterior sea fácil para realizar la reposición del combustible. La caldera a gas natural es una interesante opción, y una tercera sería la caldera eléctrica, más limpia pero con un gasto económico mayor.

La instalación del suelo radiante

Preparar la superficie

La superficie sobre la que se instalará el suelo radiante debe estar completamente lisa, libre de la presencia de cualquier anomalía. Sobre ella se colocan las placas aislantes que tienen un espesor de 2 cm. En los encuentros entre suelo y pared se deben colocar bandas perimetrales que hacen que el piso sea flotante, de modo que pueda dilatarse sin que aparezcan grietas.

Colocación de las cañerías y losa flotante

El siguiente paso es la instalación de las cañerías que llevarán el agua en forma de serpentín en cada local. Sobre ésta se coloca la losa flotante, que es una capa de mortero que tiene un espesor de hasta 4 cm más alta que la cañería, para asegurar una buena protección contra agentes mecánicos de ésta. Por último se coloca el piso y la instalación está completada.

El suelo radiante es un sistema de calefacción centralizada que da grandes resultados en climas fríos.

Instalación de calefacción centralizada
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

www.abcingeniering.com 08/17/2015 13:26

La calefacción es uno de los aspectos vitales, según la zona que vivas, ya que permiten un confort y una comodidad superior , aunque también es uno de los aspectos más descuidados a la hora de "construir una casa", un saludo